domingo, 22 de mayo de 2016

A Los Infiernos desde Palomares

Salimos del lugar habitual y bordeamos el río, nos dirigimos a Valorio y ascendimos por la parte occidental del bosque, continuamos casi en paralelo a la N-122 y tras pasar por un puente que atraviesa la autovía encaramos una larga recta con continuos sube y bajas que terminan por castigar las piernas.


Una vez terminada la recta giramos a la izquierda y continuamos por un camino ascendente que nos condujo hasta prácticamente la bajada a Palomares. Al llegar abajo tomamos el camino de la izquierda y continuamos ascendiendo al tiempo que bordeábamos esta dehesa. Terminada la ascensión giramos a la izquierda por un camino que terminó por llevarnos hasta la N-122. La cruzamos y continuamos casi en paralelo a la misma durante un buen trecho.

Tras una bajada y un ligero giro hubo un momento en el que prácticamente se pierde el camino pero a lo lejos divisamos el mismo y nos dirigimos a él. De nuevo otro ascenso y otra larga recta.


En un momento dado abandonamos esta y giramos a la izquierda, descendimos por una camino rodeado de jaras y terminamos en una chopera donde tomamos un tentempié.

Tras una breve pausa retomamos la ruta ascendiendo por un camino que nos llevó hasta la carretera de Villaseco, rodamos por ella como un kilómetro y volvimos a la izquierda para coger el camino que nos llevaría a Los Infiernos. Pero hubo sorpresa, este camino lo han ensanchado porque están haciendo la Concentración y ha perdido todo su encanto. Además le habían echado arena y se pegaba tanto a las ruedas que en un par de cientos de metros tuvimos que poner pie en tierra porque las bicis se habían bloqueado.


Algo más adelante el terreno era diferente y ya pudimos rodar de nuevo iniciando un gran descenso que terminó por llevarnos hasta la carretera de Almaraz.


Ya en ella tomamos dirección Zamora durante unos 6 kilómetros, endurecidos por la larga cuesta tras la que, una vez ascendida, giramos a la derecha para tomar de nuevo un camino. Quisimos explorar una nueva vía pero nos echaron con cajas destempladas por ser una propiedad privada. Desandamos el camino, cogimos el de siempre pero lo abandonamos antes de lo previsto y terminamos otra vez con la bici en la mano.


De nuevo en la senda correcta seguimos rodando girando más adelante a la derecha, poco después nos volvimos a equivocar y tuvimos que recular de nuevo. Por fin cogimos "el buen camino" e iniciamos el descenso que nos llevaría hasta el camino de "Los Pisones", pero antes tuvimos un susto al sufrir uno de los nuestros una aparatosa caída que, afortunadamente quedó sólo en magulladuras. Ya en ese camino continuamos hasta salir a la carretera casi a la altura de la antigua cárcel. Seguimos por ella y antes de entrar en Zamora un atentísimo Biker nos estaba esperando en una finca con unas cervezas bien frías y algo que picar. Nos supo a gloria, por supuesto.

Y de ahí a casa en un suspiro.

Haz clic en el logo de Wikiloc para descargar la ruta.

Powered by Wikiloc

1 comentario:

  1. Que accidentados estáis últimamente!!espero que no sea nada. Un saludo!

    ResponderEliminar