domingo, 14 de mayo de 2017

Bikers Duri frente al mar

Nos hemos tomado la licencia de parafrasear el título de la película "Manchester frente al mar" para dar nombre a esta entrada del blog. Esperemos que la industria cinematográfica no nos lleve a los tribunales... Pero es que nos parecía un buen título para nombrar esta ruta que comenzamos seis bikers en Laredo (Cantabria), aunque uno la terminó, por avería, cinco minutos después de comenzarla.

Pero no adelantemos acontecimientos, rebobinemos y nos situémonos al comienzo de la ruta. La iniciamos en el Paseo Marítimo de Laredo.


Rodando por él surgió la avería referida, tras ver que no tenía solución, los cinco restantes continuamos hasta el llamado Puntal. Desde allí rodamos en paralelo al Paseo Marítimo y tras pasar el Hospital giramos la derecha para, bordeando fincas y atravesando un polígono industrial, llegar al Puerto de Colindres que atravesamos.



Cruzamos la ría de Treto por un puente de hierro. Continuamos por la carretera y poco después giramos a la izquierda. Rodamos como un par de kilómetros por este asfalto y tras cruzar la ría de Rada giramos a la derecha para tomar una carretera más tranquila.


Tras, más o menos otro par de kilómetros, viramos a la derecha, cogimos una carretera muy estrecha y para uso local que nos llevó a recorrer un bonito valle repleto de fincas, con un verde por todos lados que a los de tierra castellana nos seduce y nos llena de admiración, con casonas, algún bonito puente e incluso alguna madre e hijo que se acercaron a vernos pasar.




 Tras disfrutar mucho de este recorrido llegamos a la Ermita de San Roque, donde hicimos una pequeña parada para comer algo y hacer una foto de grupo.



En vez de iniciar el regreso por donde habíamos hecho la ida, tomamos una carretera que va en paralelo. Llegados a un punto tuvimos ya que pisar por donde habíamos rodado minutos antes, esto también nos dio un perspectiva diferente del mismo camino e incluso nos dio la oportunidad de ver un corzo. Al llegar a una pequeña población preguntamos si podríamos ir por otro sitio hacia Treto y nos señalaron el camino a seguir. Ufff, nada más verlo nos entró miedo pero no paramos. Iniciamos así dos kilómetros muy duros, con rampas de hasta el 19%, pero poquito a poco lo logramos y eso sí, aunque nos faltaba el aliento disfrutamos de buenas vistas.


Llegamos a otra pequeña población y nos indicaron por dónde debíamos continuar. Ahora tocaba lo contrario, descender por rampas muy, muy inclinadas.


Las bajadas nos dejaron en una zona de eucaliptales. Poco después llegamos a las primeras edificaciones de Treto.

Desde aquí prácticamente calcamos el camino que habíamos hecho a la ida y terminamos la ruta sin más novedades.

Para descargar la ruta haz clic en el logo de Wikiloc

Powered by Wikiloc




Animación de la ruta:





No hay comentarios:

Publicar un comentario