martes, 1 de mayo de 2018

En busca de los campos de colza

Como ya suele ser tradición, en abril dedicamos una de nuestras rutas a disfrutar de la visión de los campos de colza que últimamente proliferan en la Tierra del Vino.

Partimos de Zamora cinco bíkers. Cruzamos el puente de Cardenal Cisneros y nos dirigimos hacia la carretera de Moraleja.

Al llegar a ella la cruzamos y, tras algunos cambios de dirección, salimos a la carretera de Pontejos. Ya en ese tramo vimos los primeros campos amarillos.



Rodamos por ella un pequeño tramo y enseguida nos desviamos a la derecha por un camino que nos llevó a Morales del Vino.

En Morales cogimos el camino de Pontejos. Bordeamos esta localidad y poco después giramos a la derecha.


Varias veces giramos noventa grados, dejamos a un lado Cazurra y llegamos a la carretera de Peleas de Abajo.


En la plaza de este pueblo tomamos el camino que sale a la derecha, y que lleva a la Cerámica y finalmente hasta Corrales del Vino (poco antes de llegar uno de los bíkers se dio la vuelta por cuestión de horario). 





Cruzamos la N-630 y continuamos por la carretera de Casaseca de Campeán como un kilómetro. La abandonamos para proseguir por un camino que sale a la izquierda. 



Tras llegar a esta localidad rodamos por sus calles y continuamos por un camino. Cruzamos la vía abandonada por un túnel y comenzó un pequeño ascenso.


Estando cerca de las antenas nos tentó el ascender hasta ellas y así lo hicimos, algunos mejor que otros. Desde allí las vistas, como siempre, son magníficas. Tras disfrutar de ellas y tomar un "algo".




Descendimos y volvimos a coger el track. Lo continuamos llegando a la carretera que une la N-630 con El Perdigón. Rodamos por ella hasta llegar al pueblo. Salimos de él y tras algún cambio de dirección cruzamos la carretera de Ledesma y proseguimos por la carretera que va desde esta a Tardobispo, aunque no llegamos a esta localidad.



Cambiamos totalmente de dirección y empezamos a enfilar hacia Zamora, llegando primero hasta cerca de Entrala, pasando después por el Brocal de las Promesas y siguiendo desde allí el GR-14 que nos llevó hasta San Frontis.


Desde este barrio nos "dejamos caer" hasta el río. Nos tentó tomar algo en "Los Pelambres" y no nos resistimos. Tras el piscolabis continuamos y tras cruzar el río por el Puente de Piedra y atravesar los Barrios Bajos, cada mochuelo se fue a su olivo.

Para descargar la ruta haz clic en el logo de Wikiloc

Powered by Wikiloc


Relive 'Morning May 1st'

No hay comentarios:

Publicar un comentario