domingo, 15 de febrero de 2015

Por Algodre hasta Roales

A las 8.30 horas el cielo aparecía totalmente cubierto y terminaba de llover y, sin embargo, una hora después lucía un sol espléndido y todo parecía indicar que íbamos a disfrutar de una mañana de bici muy agradable, como así fue, salvo que el viento también quiso tener un papel protagonista en la jornada.

Iniciamos la ruta pensando ir a Algodre para volver por Molacillos, así que rodamos por el carril bici y al llegar a la N-122 la cruzamos y tomamos dirección Coreses. Después de haber soportado bajas temperaturas durante muchas salidas, en ese tramo todos teníamos calor y de hecho hubo quien paró para quitarse alguna prenda. Tras atravesar Coreses seguimos por carretera hasta Algodre, localidad a la que llegamos enseguida. La cruzamos y giramos a la izquierda, y nos dimos de frente con el viento. Tuvimos que subir una cuesta prolongada para ascender a un otero. Poco después teníamos la oportunidad de girar a la izquierda para ir a Molacillos o seguir recto y enfrentarnos a otra cuesta, esta vez más larga que la anterior. Decidimos seguir recto. Tras la subida comenzamos a descender, poco a poco hasta la localidad de Molacillos. Hicimos una pequeña parada para reponer fuerzas y continuamos con dirección a Zamora, pero al llegar a las proximidades de Monfarracinos decidimos girar a la derecha, cruzar el pueblo y tomar el camino que lleva a Cubillos. El viento seguía castigándonos de frente, y sumado a una ligera ascensión, hizo que empezara a acusarse el cansancio.

Cruzamos Cubillos y nos dirigimos a Roales, también con el viento como protagonista y ya, tras pasar este pueblo, conseguimos zafarnos de él y disfrutar del trayecto hasta Zamora.

Saliendo de Zamora por el carril bici.
Subida a un otero, cerca de Algodre.
"Bikers" entre Algodre y Molacillos.



Clic en el logo para descargar la ruta desde wikiloc.


No hay comentarios:

Publicar un comentario